Pizza de Avena y Jamón Cocido

pizza de avena y jamon cocido

INGREDIENTES

  • Avena en copos.
  • Huevo.
  • Queso fresco.
  • Jamón cocido.
  • Tomate triturado.
  • Aceite de oliva (AOVE).
  • Sal
  • Albahaca fresca
  • Semillas de calabaza.

 

ELABORACIÓN

  1.  Batir el huevo en un bol grande, donde haremos la mezcla con el resto de ingredientes, incorporando seguidamente la avena (si no tienes harina, tritura en un procesador copos), el aceite y la sal.
  2. El punto más delicado: Ve añadiendo agua (hasta 200 ml.) muy poco a poco, removiendo la masa para que adquiera consistencia, parecida a la masa del pan, cuidado con pasarte, si lo haces, se quedará muy líquida.
  3. Mezclar con una espátula de cocina hasta que no se nos pegue en las manos, entonces amasarla manualmente hasta que quede firme y consistente.
  4. Dejarla en el bol y taparla durante 10 – 15 min.
  5. Pasado el tiempo, espolvoreamos un pelín de harina sobre la encimera de la cocina y trabajamos de nuevo la masa hasta que quede sin aire, compacta y firme. La extenderemos con la ayuda de un rodillo de amasar dándole la forma deseada. Añadimos por encima las pipas de calabaza.
  6. La colocamos sobre un papel vegetal untado con un poquito de aceite y una brocha sobe la bandeja del horno, el cual habremos pre-calentado a 180 ° C.
  7. Cuando el horno esté a su temperatura, metemos la base durante 10 min. con calor arriba y abajo, a media altura.
  8. Pasado éste tiempo, la sacamos y añadimos el resto de ingredientes: Tomate natural triturado, el queso fresco cortado en láminas y el jamón cocido. Opcionalmente podemos añadir unas semillas de calabaza en éste momento.
  9. Introducimos nuevamente la masa con los ingredientes unos 5 – 7 min., dependiendo del gusto.
  10. Para finalizar, al presentar la pizza, añadir unas hojas de albahaca fresca.

 

COMENTARIOS

  • Podemos añadir especias al gusto (tomillo, orégano, etc…)
  • La albahaca o el queso lo podemos incluir con el resto de ingredientes al introducir la masa por segunda vez.
  • Si colocamos la masa en una rejilla en vez de la bandeja al introducirla por segunda vez, la masa resultará más crujiente.
  • Podemos espolvorear un poquito de levadura nutricional para dar un ligero sabor a queso.
  • Si no tienes o no te gusta el jamón cocido, puedes añadir lacón, jamón serrano, fiambre de pollo o pavo de buena calidad…

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Jose Arnedo

Jose Arnedo

Dietista

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES